Vitamina C en la fertilidad

estres-oxidativo
El estrés oxidativo fomenta el desarrollo de muchas enfermedades
diciembre 19, 2011
quien-se-puede-aplicar
Vitamina C en Mega Dosis
noviembre 10, 2014

Vitamina C en la fertilidad

maternidad

La vitamina C protege a los espermatozoides del daño provocado por la oxidación. Un suplemento de vitamina C mejora la calidad de los espermatozoides también en los fumadores. Cuando los espermatozoides se pegan entre sí (aglutinación) se reduce la fertilidad masculina. La vitamina C reduce la aglutinación de los espermatozoides e incrementa la fertilidad de los hombres con este problema, llegando a recuperar la fertilidad.

Como ayuda de la fertilidad, y además del consumo de alimentos ricos en vitamina C, se recomienda el tratamiento endovenoso con altas dosis de ácido ascórbico, pues dicho aporte vitamínico constituye un potente antioxidante que ayuda a prevenir el daño al ADN en el interior del esperma masculino, que también podría ser una razón de la infertilidad o del aborto involuntario temprano en las mujeres.

En 1985, los investigadores Goverde HJM y colaboradores, descubrieron a través de diversas investigaciones que la concentración cuantitativa de vitamina C en el testículo de un hombre era 20 veces más alta en comparación a la vitamina C en sangre. Años más tarde, en 1999, Rof C., Cooper TG y colaboradores, observaron que una mayoría de varones con problemas de fertilidad presentaban bajas concentraciones de vitamina C a nivel testicular. Desde entonces se sabe que la viscosidad del esperma constituye una de las causas más importantes de infertilidad masculina, y que la vitamina C contribuye a la reducción de dicho nivel de infertilidad, al mejorar la calidad del esperma.

En 1992, Dawson EB y colaboradores aplicaron a un grupo de 30 hombres dosis de vitamina C diario y a otro grupo se le aplicó placebo. Aquellos que recibieron vitamina C en altas dosis presentaron un incremento en la cantidad, movilidad y madurez de los espermatozoides. Una semana después, dicho grupo mostró además un aumento del 140% en la cantidad de espermatozoides, mientras que el grupo que recibió placebo no mostró cambio alguno.

En el estudio realizado por Hruska KS y colaboradores en el año 2000, se procedió a controlar los niveles séricos de estrógenos y progesterona durante tres ciclos menstruales completos en un total de 150 mujeres que presentaban infertilidad femenina debido a un defecto en la fase luteal (cuando los niveles de hormonas se encuentran anormales según lo medido en la fase entre la ovulación y la menstruación).

Las mujeres que participaron fueron aleatoriamente complementadas con aplicaciones de vitamina C, mientras que otro grupo de mujeres no recibió complemento alguno en idéntica fase. El resultado arrojó un incremento importante en los niveles de estrógenos y progesterona en aquellas mujeres que recibieron vitamina C. Además, presentaron un incremento significativo en el número de embarazos en los seis meses siguientes.

Por otro lado, se ha encontrado que puede ayudar a las mujeres tratadas con Clomiphene, aumentando sus posibilidades de concepción.

De acuerdo a los estudios realizados respecto de la fuerza con la que el embrión se fija en el útero (matriz), se ha comprobado que la vitamina C favorece la adhesión de éste, al mejorar la calidad del tejido conectivo y de los vasos sanguíneos.

De todo ello se desprende que es altamente recomendable que la vitamina C en altas dosis forme parte del tratamiento alternativo de fertilidad, constituyendo una terapia muy eficaz tanto para los problemas de fertilidad en la mujer como en los problemas de fertilidad en el hombre.

La absorción intestinal de vitamina C es muy limitada. Es por ello que se recomienda la aplicación vía intravenosa.

Estudios científicos han demostrado que el tratamiento endovenoso con altas dosis de vitamina C es de 30 a 70 veces más efectivo que por vía oral, sin perjudicar nuestro organismo. Vitamina C injektopas es un producto que no contiene químicos, preservantes ni conservantes, con óptimos resultados para el ser humano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *